Relatos de sexo anal

Estrenando el ojete de mi novia
Contents:
  1. Iniciar sesión
  2. Relato xxx de las confesiones sexuales de mi desvirgación anal
  3. Sexo anal y sodomia contra el aburrimiento de una casada - Relatos Eróticos

Lo cierto es que me sentía incrédula, no podría creer que estuviera a minutos de ser iniciada en el sexo anal. Él me tomó de la cintura y comenzó a acariciarme las nalgas, a separarlas buscando mi pequeño orificio. Nos desnudamos lentamente, me colocó boca bajo, sentí sus manos separar mis nalgas y dejó mi ano ante su lengua. Me lo chupó una y otra vez, hasta dilatarlo. Buscó la vaselina, se untó en uno de sus dedos y comenzó a meterlos suavemente buscando no lastimarme. Sentir su lengua fue como si recibiera una descarga, comencé a moverme, a gritar, que por la fuerza como me agité saque el dedo que me tenía clavado en mi cola.

Comenzó a meterlo nuevamente, a moverlo de un lado a otro sintiendo lo estrecho y caliente de mi recto.

Lo intentó una y otra vez sin lograr vencer la resistencia de mi esfínter. Lo regresé a ver y le miré el pene hinchado que me pareció imposible que lograra entrar sin lastimarme. Tomé su camisa y la mordí. Alzé mis caderas en su totalidad y lo regresé a ver y me tumbé sobre la cama.

Hazlo, le dije, no te detengas, solo hazlo. Si grito, lloro, no te detengas, solo tómame o me voy a arrepentir de haber venido.

Iniciar sesión

Él me afianzó de mis caderas, sentí la presión en mi pequeño orificio, cerré mis ojos, para ser sincera lancé un quejido y grito cuando la cabeza de su pene comenzó a penetrar, a vencer la resistencia que ofrecía mi anillo. Se afianzó de mi cintura con fuerza evitando que me zafara de su pene. Me mordí los labios evitando gritar, llorar, intenté levantarme, y me afianzó con fuerza.

Abrí mis ojos y sin decir palabra le hice señas inclinando mi cabeza de que me dolía, que me estaba lastimando, — salte, dame unos segundos le balbuceé. Me dio unos segundos, me dejé caer sobre el colchón respirando con dificultad. Me coloqué apoyada sobre la cama boca abajo con los pies en el piso completamente doblada en cuatro patas con los senos y mi cara boca abajo. Arañé el colchón, sacudí la cabeza, comencé a quejarme.

Me doblé por completo, intenté levantarme para evitar que me siguiera penetrando sin conseguirlo — me mantuvo firme pegada a su pene. Comenzó despacio a moverse, a penetrarme poco a poco, comencé a gemir, a rotar las caderas, a menear mi cola al encuentro de su pene.

Relato xxx de las confesiones sexuales de mi desvirgación anal

Lo hacía suavemente, fue el momento que él aprovechó para penetrarme por completo. Por favor sal, siento que me partes. Comenzó con su vaivén de entrar y salir con fuerza, afianzado a mis caderas. Cada vez que me penetraba me empujaba contra el colchón. Me sentía desfallecida, con mi trasero abierto. Perdí el tiempo de cuanto duró pero fue bastante tiempo antes de bañar mis intestinos con su semen para rodarse a un lado bufando, agitado, sudoroso.

Me puse de pie, me temblaban las piernas y la recamara olía a excremento. Él me comentó, no pasa nada, es normal…. Intenté detenerlo y le dije, ya no me lo hagas, me lastimas, por favor, me duele. No logré evitar que lo hiciera y me volvió a penetrar de la cola por segunda vez en mi vida.

Cuantas veces me lo hizo perdí la cuenta. Terminé con la cola llena de semen. Entre los muslos de mis piernas y en las sabanas había excremento, apenas podía caminar. Me trajo papel y jabón para que me limpiara. Cuando salimos y cruzamos el patio sentí las miradas de morbo de varios hombres. Intenté sentarme pero no pude hacerlo y le pedí que me llevara a la casa. Al otro día no podía levantarme de la cama por el dolor que sentía en mi cadera y en mis piernas. Me dolía horrible mi cola.

Compré una pomada de vitacilina y me puse fomentos de agua caliente para mitigar un poco el ardor y el dolor que sentía cuando iba al baño. Fue un nuevo despertar en mi vida sexual.

Relato erotico Mi primera ves (sexo anal)

Sabía que había sido una experiencia que sería difícil de olvidar. Mas tarde cuando descubrí la relación con mi hija reaccioné con violencia. Le grité, lo corrí de la casa, lo arañé. Me sentí traiccionada y me dejé caer nuevamente. Abatida pensé que había cometido un error al permitirle el paso a mi propia casa. Pero cuando mi hija me confesó que se sentía atraída por él, que mis gritos y mis gemidos cuando él me hacía el amor habían despertado en ella el deseo por el sexo, por sentirse mujer….

Yo pensé que esto no podía estar pasando, pero miré en sus ojos el deseo y la decisión por sentirse mujer con él y la apoyé. Este es mi relato y mis confesiones sexuales, soy Silvia y mi correo es: Hola Silvia, me puso muy caliente tu relato, imaginando tu exitante experiencia y a ti misma. Y se ve que eres una mujer muy exquicita. Te mando un saludo muuy hot y un beso, esperando mas relatos tuyos.


  • casa de citas ciudad real?
  • Follando a mi hermana una independentista catalana e incestuosa.
  • Relatos eróticos de SEXO ANAL % Placer Anal | alblaspostcircress.ml.
  • hotel casual florida valencia.
  • Mi vida después de mi divorcio;
  • Relatos Eróticos, Relatos Porno, Relatos XXX!
  • … Más historias Eróticas…?

Web alojada en Comvive. Mi vida después de mi divorcio Pero mi vida cambió en uno de esos golpes que te da la vida y después de varios años de matrimonio nos separamos. Se acostó a mi lado, nadie hablaba, solo se escuchaba la respiración de cada uno de nosotros. Lo que pasó en una fiesta privada Me partió el culo en una fiesta organizada por Susana de una forma vulgar y brutal. Con su metro setenta y sus tetas de da el tipo de actriz porno. Es una chica muy guapa, linda y con un muy buen culo que a cualquiera le gustaría follar sin parar, ella es morena pelo rojizo claro y bajita, sus tetas me encantan, solíamos hacerlo casi […].

Una vez le conté que con Carmen, otra amiga, habíamos hecho una gangbang con nueve chicos.

Ella me dijo que también era capaz de hacerlo. Yo sabía que algunos compañeros del trabajo […]. Experiencia en primera persona de cómo encontré, con mucha suerte, a otra pareja en la red con idénticas inclinaciones y ganas de divertírse.

Sexo anal y sodomia contra el aburrimiento de una casada - Relatos Eróticos

Relato de la primera visita para entablar el primer contacto y primer intercambio. Fetichismo En el Metro. Despedida de soltero Sexting. Colegialas Jovencitas Maestra Perdiendo la virginidad.

Maduras Embarazadas Interracial Monjas. Maduros Vecina. Entre hermanos Madre e hijo Incesto Real Tia. Prima Sobrina Suegra Cuñada. Incesto Gay Incesto lésbico Incesto Cortos. Nombre de usuario o dirección de correo. No tienes una cuenta? To use social login you have to agree with the storage and handling of your data by this website. Buscar Buscar: En el Ginecólogo. Relatos por compañía….

Navegación de entradas

Fantasías y gustos…. En Familia…. Relatos Gays y Lésbicos…. Iniciar sesión Registrarse. Ingrese los datos de su cuenta y le enviaremos un enlace para restablecer su contraseña.